sábado, 12 de septiembre de 2015

Desde los afectos/Cómo hacerte saber; Ni de Benedetti Ni de Whitman

El texto, que circula bajo el título "Desde los afectos"   aparece con alta frecuencia atribuido a Mario Benedetti, pero también a Walt Whitman con el título "Cómo hacerte saber"  y, con menor frecuencia, se menciona que es de María del Carmen Villaverde. La realidad es que NO pertenece a ninguno de los tres escritores. 



Vamos por parte;  Una de las referencias que dan algunos blogs o comentarios en ellos, es que este texto aparece en Inventario2 pero  no es tal; basta con revisar el libro. Como siempre, la palabra definitiva la tiene la Fundación Mario Benedetti y ellos ya han aclarado el asunto. Al margen de lo categórico que es que la propia fundación haga la aclaración, muchos ya lo descartaban de plano desde que comenzara a circular profusamente por la red  pues se aleja bastante de lo que se le conoce al escritor uruguayo. Aún así, para algunos lectores sigue "sonando a Benedetti" y no hay formas de hacerles entender que, independiente de si estamos ante un buen o mal texto (que para eso cada quien es digno y dueño de hacerse un juicio) lo que se busca es honrar la verdad y ésta es que, simplemente, dicho trabajo no pertenece a don Mario. 

En segundo lugar, la atribución a Whitman: Es el mismo texto 
pero bajo el título "Cómo hacerte saber". Sucede que  en los lugares donde se atribuye el texto a Whitman, nunca encuentro que se incluya el dato de en qué parte aparece específicamente; nadie cita un título de alguna obra, ni menos una página ni fecha, ni nada.  No soy tan conocedora de la obra de Whitman para descartar de plano algo que le atribuyen, puesto que mi manejo con el idioma inglés no es el mejor como para leer su obra desde el original y he de conformarme con leer las traducciones que, ya sabemos, si están mal realizadas pueden arruinar una obra;  algo grandioso puede quedar reducido a mediocre si quien hace el trabajo de traspasarlo a otro idioma  no lo hace también con talento; esto es especialmente delicado en el caso de la poesía. La mayor obra de Whitman es "Hojas de hierba" que comenzó a escribir en 1850 y que siguió revisando, ampliando y editando, hasta el día de su muerte. Tengo una versión en inglés con su correspondiente traducción, buena traducción debo decir, de acuerdo a lo que he podido comparar  y, al menos en esta obra, este texto no aparece. Consultando por aquí y por allá a quienes conocen mejor su obra en el idioma original pues me encuentro con la misma respuesta; no sería un texto de Whitman y se pierde  la pista sobre el momento en que comenzó el error de atribución.


Por otra parte; tenemos quienes le atribuyen el escrito a María del Carmen Villaverde; argentina, profesora de Letras especializada en Literatura Infanto Juvenil y Lectura, experta en educación primaria, docente, investigadora, tallerista... presenta un currículum extenso y una vasta producción literaria y docente que se puede revisar aquí siempre relacionado con  el fomento y creación de estrategias en el área de la Literatura Infanto-Juvenil. De su página oficial  seleccioné la siguiente foto  porque me pareció muy representativa del trabajo que se describe en su blog; ¡hermosa labor la de fomentar la Lectura y la Creación Literaria en los niños y jóvenes!


Y bueno, el dato que encontré decía que  la  señora María del Carmen Villaverde  habría escrito el texto en el año 1987. Afortunadamente ella tiene una dirección de correo activa y pude consultarle de manera directa. Mención aparte, su gran amabilidad en responderme, de lo cual estoy profundamente agradecida. Sin embargo, de acuerdo a sus propias palabras, el texto TAMPOCO es de ella. No obstante, recomiendo revisar su trabajo pues es extenso y, como ya mencioné, hace un aporte  precioso en la difusión de la lectura entre niños y jóvenes. Responde a ese tipo de personajes cuya obra, definitivamente, debieran tener mayor difusión.

Estaba a punto de declarar este texto como definitivamente Anónimo, cuando, tras revisar infinidad de páginas y blogs  hacia atrás; es decir, escarbando más o menos cuál era la fecha más antigua  donde este texto apareciera me topo con  una página  donde, por primera vez aparece bajo la autoría de un nuevo personaje:  Daniel Russo Rendo ; uruguayo, establecido en Argentina hace varios años. Es la referencia más antigua que  he encontrado aunque eso no la convierte en fidedigna hasta que logre contactar al señor  y hacer las consultas respectivas.

En lo personal no es que me parezca un mal texto;  es sólo que me parece menos un poema y más un texto  del tipo motivacional; sin desmerecerlo por ello. De hecho, si fuera así, creo que ha logrado en muchísima gente  el propósito para el que habría sido creado, así como es el caso del texto  "No te rindas" analizado en una entrada anterior a ésta. 

Una observación aparte es el hecho de que este texto aparece en muchos blogs de manera sesgada;  le han quitado la frase "|Que el sexo forma parte de lo hermoso de la vida" y  la que le sigue; "Que la vida forma parte del sexo"....   y otras más dependiendo del lugar donde se reproduzca el texto,  lo cual me causa muchísima gracia...  hay que ser muy moralista para sacar esas frases nada de  escandalosas por lo demás pero en fin, por otro lado no me asombra para nada dado que si a alguien le importa un pepino citar correctamente un trabajo;  menos le ha de importar censurarlo y mutilarlo a su antojo. 

Dejo el texto que encontré, con la datación más antigua de las revisadas y , hasta no aclarar de manera definitiva el entuerto, pongo al posible autor entre signos de interrogación. En cuanto a  si gusta o no, si se encuentra en él valor literario o no, ya es harina de otro costal y necesariamente  responde  a un análisis personal y subjetivo. Juzgue cada quien:

Desde los afectos / Cómo hacerte saber
(¿Daniel Russo Rendo?)
(Definitivamente atribuído de forma errónea a 
Walt Whitman, Mario Benedetti y María del Carmen Villaverde)

¡Cómo hacerte saber que siempre hay un tiempo!  
Que uno solo debe buscarlo y desearlo.  
Que nadie establece normas, salvo la vida.  
Que la vida sin ciertas normas pierde la forma.  
Que la forma no se pierde con abrirnos.  
Que abrirnos no es amar indiscriminadamente.  
Que no está prohibido amar, que también se puede odiar.  
Que el odio y el amor son afectos.  
Que la agresión porque sí duele mucho.  
Que las heridas se cierran, que las puertas no deben cerrarse.  
Que la mayor puerta es el afecto.  
Que los afectos nos definen  
Que definirse no es remar contra la corriente.  
Que cuanto más fuerte es el trazo más se dibuja.  
Que buscar un equilibrio no implica ser tibio.  
Que negar palabras implica abrir distancias.  
Que encontrarse es muy hermoso.  
Que el sexo forma parte de lo hermoso de la vida,  
Que la vida forma parte del sexo.  
Que el por qué de los niños, tiene un porqué.  
Que el querer saber de alguien, no es sólo curiosidad.  
Que el querer saber todo de todos, es curiosidad malsana,  
Que nunca esta de más agradecer.  
Que autodeterminación, no es hacer las cosas solo.  
Que nadie quiere estar solo.
Que para no estar solo hay que dar,  
Que para dar debemos recibir antes.  
Que para que nos den también hay que saber pedir  
Que saber pedir no es regalarse.  
Que regalarse en definitiva es no quererse.  
Que para que nos quieran, debemos demostrar qué somos.  
Que para que alguien sea, hay que ayudarlo.  
Que ayudar es poder alentar y apoyar.  
Que adular no es apoyar,  
Que adular es tan pernicioso como dar vuelta la cara.  
Que las cosas cara a cara son mas honestas,  
Que nadie es más honesto porque no roba.  
Que quien roba, no es ladrón por placer.  
Que cuando no hay placer en las cosas, no se está viviendo  
Que para sentir la vida, no hay que olvidarse que existe la muerte.  
Que se puede estar muerto en vida.  
Que se siente con el cuerpo y con la mente.  
Que con los oídos se escucha,  
Que cuesta ser sensibles, y no herirse  
Que herirse no es desangrarse  
Que para no ser heridos, levantamos muros  
Que quien siembra muros, no cosecha nada  
Que casi todos somos albañiles de muros  
Que sería mejor construir puentes  
Que sobre ellos se va a la otra orilla, y que también se vuelve.  
Que volver, no implica retroceder.  
Que al retroceder, también se puede avanzar.  
Que no por mucho avanzar, se amanece más cerca del sol  
¡Cómo hacerte saber que nadie establece normas, salvo la vida! 


23 comentarios:

  1. Hola! A esta obra la conocí en la secundaria, la llegamos a aprender de memoria... y hasta la leímos en un acto... fue como un himno para nosotras (yo fui a una escuela religiosa, de monjas, todas mujeres) y marcó nuestras vidas. Pero leo esta versión y es ligeramente de la que nos dieron en ese entonces, es como la versión anterior y actual del Padrenuestro!
    Sin importar su autor, es un texto bellísimo, que podemos o no tomar como verdad, o algunas afirmaciones sí y otras no...
    Gracias por tu investigación!

    Saludos!

    Verónica.

    ResponderEliminar
  2. good for you. Me gusta mucho este texto, poema o lo que sea, Yo lo conocí como anónimo hace ya casi 20 años y me pareció raro que lo atribuyesen a Benedetti. Busqué en internet los poemas de M. B. y no lo encontré, hasta que hallé tu blog que me aclaró el asunto. Excelente aporte, gracias por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti también por tu comentario y por leer el blog!

      Eliminar
  3. Buenas. Este texto ha marcado un antes y un después en mi vida. Apareció en un momento crucial. ¿Cierto es que, finalmente, es anónimo?

    ResponderEliminar
  4. La referencia más antigua que encontré es Daniel Russo Rendo; pero nada garantiza que él sea el autor...hasta no poder contactarlo o ubicar una nueva referencia fidedigna, es mejor tratarlo como de autor anónimo. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por la información,no sabía de esta confusión,en lo particular me gusta mucho este poema.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por la información,no sabía de esta confusión,en lo particular me gusta mucho este poema.

    ResponderEliminar
  7. Este bello poema se lee desde hace muchos años como parte de al ceremonia de egreso de nuestros estudiantes de séptimo grado en la Escuela 19 Provincia del Chubut, en CABA. Un inmenso maestro, Mariano, lo trajo hace años y quedó instalado como rito de ese momento tan importante. Hoy ya no trabajo allí pero me lo llevo conmigo, y lo presentaré en mi nueva escuela este fin de año, escuela 44, "la del Basural", escuela rural en el camino viejo entre Mar del Plata y Miramar. Ojalá que a mis egresados les sea tan significativo como a nosotros!

    ResponderEliminar
  8. Me acabas de desmontar un mito. Yo que se lo atribuía a Benedetti.
    Sea como sea (casi prefiero que sea anónimo. Más universal), para mi es un mantra filosófico de cómo entiendo la vida.
    Gracias por la investigación

    ResponderEliminar
  9. Gracias por arrojar luz sobre este poema y su autoria. Al final no deja de ser un poco de todos.

    ResponderEliminar
  10. A quien corresponda: No soy persona de blogs o internet en general,
    por lo tanto después de casi 40 años de haber escrito "Desde los afectos"
    (22/8/78) me encuentro con blogs y sitios donde se especula
    sobre la autoría del mismo.
    Me llamo Daniel Russo Rendo y si es que quieren constatar o tener
    alguna prueba de mi autoría remítanse a buscar tanto en el
    "Expreso Imaginario" No 54 de enero de 1981 bajo el título ” Poesía inédita, poesía vital ”,
    o en el libro de la sexóloga María Luisa Lerer ” La dulce espera de la pareja ”(año 1987)
    donde en ambas publicaciones van a encontrar mi nombre al pié de este escrito,
    ya que fuí/soy su autor.
    Dicho esto agradezco a quién lo haya publicado acá ya que cuando
    lo escribí mi intención era (y sigue siendo) compartir estas palabras.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por este texto :) me alegra enormemente saber quién lo escribió, como si pudiera darle un abrazo literario, jaja!

      Eliminar
  11. Señor Daniel Russo, muchísimas gracias por su aclaración y hacerse presente en este blog, traté de contactarlo en su momento -sin resultados- para obtener los datos que ahora me entrega y poder compartirlo para aportar en esclarecer la verdadera autoría del texto. En cuanto pueda, actualizaré el blog, buscaré las referencias que usted menciona y podré por fin aclarar, a quienes busquen información, que el autor del texto es usted. Nuevamente, muchas gracias por hacer contacto, el único interés de este blog es hacer un aporte en aclarar la verdadera autoría de textos que circulan profusamente en la red, erróneamente atribuidos. Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu trabajo Vilma ! No sé por qué pero me da mucha paz saber finalmente a quién pertenecen estas lindas palabras que he leido tantas veces y que sentía huérfanas, adjudicadas a otras personas :) Qué bonito hallazgo!

      Eliminar
  13. Aleluya!!! :D Leí el pomea por primera vez hace unos casi treinta años y lo copié en una libretita. Alguna vez me lo regalaron atribuyéndolo a Benedetti, cosa que me pareció extraña y me llevó a buscar referencias sobre la autoría, que no encontré. Finalmente se supo la verdad, enhorabuena. Gracias a Vilma y por supuesto a Daniel Russo Rendo.

    ResponderEliminar
  14. Hace mucho había publicado parte de este escrito y quizás por algun blog estaba enterado de lo incierto del autor. Me encontré con este blog y me aclaró mucho más y leyendo los comentarios, di con la aclaración del autor. Bueno busque una de las referencias y di con la revista, o mas bien el blog y en el que se encuentra el pdf de la edición del año 81 que menciona el autor y precisamente, en la pagina 24 se encuentra el escrito y al pie su nombre...Bueno gracias por este blog, dejo el enlace...http://laexpresoimaginario.blogspot.cl/2010/08/

    ResponderEliminar
  15. Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Mario Benedetti. CRASO ERROR! Es que vengo con Pablo Neruda en la cabeza y pues hice una combinación, una combinació bastante disjunta.

      Eliminar
  16. Hola! Gracias por la aclaracion. Ya lo venía sabiendo que no era del uruguayo! Por eso llegué a este blog porque no me pareció a la pluma retórica e indirecta de Pablo Benedetti. Aunque sepa muy poco, casi nada o nada de poemas y poetas.

    ResponderEliminar